Sinopsis

Lydia y Martín siempre han sido muy buenos amigos, hasta que Zac, el mejor amigo de Martín, lo convence para que empiece a salir con ella. Algún tiempo más tarde, Zac le dirá que la deje, que no vale la pena. Martín, que siempre ha sido un chico muy maleable, lo hará, por lo que la relación de Lydia y Martín se volverá bastante hostil… por culpa de su ruptura, Lydia se verá obligada a refugiarse en los brazos de Carlos, un amigo del colegio, más tarde ambos acabarán muy enamorados, Lydia de Carlos y Carlos de Ariadna, la mejor amiga de Lydia la cual tuvo un romance con Martín tres años atrás y aún sigue enamorada de él… ¿Y si al final Martín se da cuenta de que Lydia le gustaba de verdad? ¿Será tarde para arreglar su error? ¿Qué pasará entre tantos líos amorosos?

jueves, 14 de junio de 2012

Capítulo 24. Novios.

Capítulo 24.
(Narra Lydia)
Negro. Lo veía todo negro. Podía percibir sonidos del exterior, pero parecía como si mi cerebro hubiese perdido la capacidad de reconocerlos, sonaban como murmullos lejanos. Parecía una multitud, la multitud estaba alarmada.
Lo último que recordaba era estar intentando cantar alguna canción de My chemical romance sin mucho éxito… y luego… nada.Tampoco sabía decir si era o no consciente de mí misma, no sentía dolor, ni placer… directamente no sentía nada… bueno, sí.
Sentía la necesidad de hablar con Álex.

martes, 12 de junio de 2012

Capítulo 23. Una cita accidentada.

Capítulo 23.
(Narra Álex).
Habían pasado semanas desde que lo dejé con Fátima, semanas desde que no había podido contactar con Lydia… y aunque suene raro… la echaba de menos, era tan distinta de su prima, tenía algo que gustaba (o quizás sólo me gustaba a mí), desde el primer día que la conocí me había llamado la atención… y es que cuando estaba con ella, no quería que el tiempo pasase. Pero como en ese momento yo estaba saliendo con Fátima, no era capaz de darme demasiada cuenta… es más, ahora que lo pienso fríamente, quizás Lydia sí tuvo algo que ver en la ruptura de su prima y yo… pero tampoco iba a darle demasiadas vueltas, su prima y yo habíamos cortado hace semanas, y ella y yo éramos amigos, no entendía que no me cogiese el teléfono.