Sinopsis

Lydia y Martín siempre han sido muy buenos amigos, hasta que Zac, el mejor amigo de Martín, lo convence para que empiece a salir con ella. Algún tiempo más tarde, Zac le dirá que la deje, que no vale la pena. Martín, que siempre ha sido un chico muy maleable, lo hará, por lo que la relación de Lydia y Martín se volverá bastante hostil… por culpa de su ruptura, Lydia se verá obligada a refugiarse en los brazos de Carlos, un amigo del colegio, más tarde ambos acabarán muy enamorados, Lydia de Carlos y Carlos de Ariadna, la mejor amiga de Lydia la cual tuvo un romance con Martín tres años atrás y aún sigue enamorada de él… ¿Y si al final Martín se da cuenta de que Lydia le gustaba de verdad? ¿Será tarde para arreglar su error? ¿Qué pasará entre tantos líos amorosos?

martes, 3 de enero de 2012

Capítulo 3. Decisiones.

Capítulo 3.
Estuve toda la noche dando vueltas en la cama, sin poder encontrar una posición que me resultase realmente cómoda… levantándome, volviéndome a acostar… pensando, dándole vueltas a lo sucedido. Y es que…

¿Qué había pasado? Martín, mi mejor amigo de toda la vida, me había pedido ser su novia… luego, pálida, se lo había contado a Lourdes, la cual se había puesto como loca ya que (y cito textualmente) ‘Ese tío está como un tren’. De vuelta a casa había pensado en llamar a Ariadna, pero al final no lo hice, no lo hice porque me acordé de algo que hacía que mis tripas se revolviesen. No estaba segura de si Ariadna había superado el desamor que sufrió con Martín varios años atrás. Cuando él tenía catorce y ella trece, estuvieron saliendo un tiempo, pero finalmente Martín la dejó, y eso la destrozó prácticamente, aunque aún eran jóvenes, pero Ariadna aún llevaba esa espina clavada en lo más hondo de su ser, no lo decía, pero a las mejores amigas no hace falta decirle esas cosas para saber que es verdad.


Eso fue lo que me tuvo despierta la mayor parte de la noche, ¿Qué podía hacer? Yo no quería hacerle daño a Ariadna, ni mucho menos. ¿Significaba eso que me gustaba Martín? ¿Lo quería? ¿Sentía algo por él? Miles de dudas se estrellaban contra mi cabeza, bombardeando fuertemente sin cesar, no dándome un respiro para poder dormir y así aclarar un poco las ideas.

Miré el reloj…. 5:26.

Me tumbé, mirando al techo… dejé de intentar dormirme para intentar despejar mi mente, pensando, ordenando un poco el caos mental que llevaba en esos momentos.


Primero: Martín me había pedido salir.
Segundo: No sabía si yo quería salir con Martín.
Tercero: En el caso de que fuese que sí, no quería dañar a Ariadna, mi mejor amiga. Pero en el caso de que fuese que no… básicamente no había ningún problema…

Entonces, ¿por qué me estaba comiendo tanto el coco si con decirle que no, se irían mis problemas? Quizás… ¿Quizás era porque en el fondo me gustaba? Es decir… si era mi mejor amigo eso quiere decir que me gustaba como persona… y físicamente no estaba nada mal… entonces ¿Eso era un sí? Una vocecilla en mi interior no paraba de gritar —Sí, dale una oportunidad. —Y en el mismo momento en que mi corazón dijo ‘Tienes razón’, caí en brazos de Morfeo.

Esa noche soñé con Martín, soñé cómo sería tener una relación con mi mejor amigo… y lo reconozco, nunca hubiese imaginado nada mejor. Me desperté debido al ruido de un móvil. Mi móvil. Era un sms de Martín, decía que llegaba en media hora, para que estuviese preparada.
No recordaba que ayer habíamos quedado para vernos hoy, a las 12. Corrí a ducharme, arreglarme un poco y, en la ducha, estuve mentalizándome, para poder decirle que sí sin que me temblase todo.

En 25 minutos y medio estuve lista, me quedaba el tiempo justo para ir abriendo la puerta, pues Martín ya había llamado.

—Hola—Sonreía, intentado parecer despreocupado… como siempre… pero se le notaba que estaba nervioso, al menos un poco. Iba bastante guapo en comparación al resto de días, hacía tiempo que no se arreglaba tanto. Sonreí, me gustaba pensar que se habría vestido así para mí.
—Bonita camisa—Le señalé, mirando una camisa azul, bastante bonita.
—Gracias—Creí ver un leve sonrojo en sus mejillas—Tú vas preciosa.
Salí, cerrando la puerta con llaves.
—Esto… creo que tú y yo tenemos algo que hablar—Saqué el tema a trompicones, no se me daba bien eso de ir con sutileza.

Me miró un poco sorprendido, no se esperaba que fuese al grano tan rápidamente, pero se recuperó y me miró con diligencia.
—Lydia, lo de ayer iba totalmente en serio. Estuve hablando con una persona que me hizo darme cuenta de lo que realmente siento por ti. Te quiero, Ly. Creo que estoy enamorado de ti y necesito que estés conmigo. Prometo intentar ser lo mejor para ti si me dejas estar a tu lado—Al terminar el discurso, le temblaba un poco la voz, pero había sabido mantener la compostura bastante bien, y no había dejado de clavarme la mirada en todo el tiempo.

Tragué, un poco insegura y asustada. Estuve un rato mirando esos profundos ojos verdes, parecían profesar sinceridad, por lo que no lo dudé más.
—Por supuesto, por supuesto que quiero que estés a mi lado. Pero sólo si prometes que nunca me dejarás. Te quiero, Martín.— Sorprendentemente, la voz no me falló en ningún momento, eso fue algo que agradecí.
Vi cómo, poco a poco, una sonrisa iba asomándose por la comisura de sus labios, acrecentándose por segundos.

Y luego me besó. No fue un beso muy apasionado, pero sí fue profundo y suave… suave y dulce. Fue nuestro beso. Al separarnos, nos miramos, indecisos.

—¿A quién tengo que agradecerle que quieras salir conmigo? ¿Quién fue quien te abrió los ojos?—Pregunté curiosa.
—Zac, ha estado insistiendo durante un tiempo, y el otro día me hizo abrir los ojos, gracias a él he admitido que te quiero, Lydia. —Ahora ya no parecía indeciso, su mirada me afirmaba sus palabras. Me quería. Y yo le quería a él.

Pero no me olvidaba de Ariadna, aún no sabía a ciencia cierta si le seguía gustando Martín, aunque también era verdad que hacía muchos meses que no me hablaba de él. Quizás, y sólo quizás, ya lo había superado.
—Queridísima novia mía—dijo con tono teatral—¿Te gustaría ir al cine mañana? Yo invito.
—Claro, me encantaría.— No era la primera vez que íbamos juntos al cine, pero sí era la primera vez que íbamos como pareja.
—Oye, Martín… ¿tú crees que debemos decírselo a nuestros amigos? Es decir… hacerlo público….—titubeé.
—Nunca me he planteado mantenerte en secreto, Ly. Ni me lo he planteado ni lo pienso hacer. Zac ya sabe que te pedí salir, lo que no sabe es me dijiste que sí.—No pudo evitar sonreír al pronunciar la última frase.
Estuvimos hablando el resto de la mañana, comimos juntos en su casa, que ese día estaba sola pues sus padres trabajaban hasta la noche, y pasamos la tarde dando un paseo por la playa, juntos. Al final del día me acompañó a mi casa, y en el portal, me besó.
—Que tengas dulces sueños, Lydia. Te quiero. —Me susurró al oído, abrazándome. Adoraba esa sensación, me encantaba sentir sus brazos alrededor de mi cuerpo, protegiéndome. En ese momento sólo éramos él y yo, sin nada que nos molestase. Ese día había sido feliz sólo con él, ya me preocuparía mañana de decírselo a Ariadna.
—Me ha encantado el día de hoy, Martín. Me alegro mucho de que Zac te haya abierto los ojos. Te quiero.— Le di un casto beso en los labios, y entré en casa, con el corazón latiéndome a mil.
Definitivamente, salir con Martín no había sido una decisión equivocada.

6 comentarios:

Sandra dijo...

Me alegro de que Lydia le dijera que sí a Martín, en esta vida hay que ser un poquito egoístas... ¡y no iba a dejarle pasar solo porque él cortó hace ya mucho con su amiga!

Me ha gustado este capítulo, ¡muy dulce! :)

¡Un beso!

Schtroumpfette dijo...

Sí, tienes razón, igualmente, parece que Ariadna ya lo tiene superado, ya se verá :)
¡Muchas gracias! :D

Cristina dijo...

Me encaanta !! Estoy deseando que saques otro capitulo mas, felicidades !

Cristina dijo...

Me encanta ! Estoy deseando que saques otro capitulo mas, felicidades ! :)

Siempre Juntos dijo...

¡Hos ha encantado! Que bien que Lydia le dijo que sí :D Que monos soon ^^ Esperamos otro capitulo :D
uN BESO!

Schtroumpfette dijo...

Cristina: ¡Gracias! :$ Claro, muy pronto me pondré a trabajar en el capítulo 4, sígue el blog en twitter para mantenerte informada, si quieres :D
@CuatroTequieros

Siempre Juntos: ¡Muchas gracias! :$ Me alegra que os guste :D
Otro para vosotr@s ;)