Sinopsis

Lydia y Martín siempre han sido muy buenos amigos, hasta que Zac, el mejor amigo de Martín, lo convence para que empiece a salir con ella. Algún tiempo más tarde, Zac le dirá que la deje, que no vale la pena. Martín, que siempre ha sido un chico muy maleable, lo hará, por lo que la relación de Lydia y Martín se volverá bastante hostil… por culpa de su ruptura, Lydia se verá obligada a refugiarse en los brazos de Carlos, un amigo del colegio, más tarde ambos acabarán muy enamorados, Lydia de Carlos y Carlos de Ariadna, la mejor amiga de Lydia la cual tuvo un romance con Martín tres años atrás y aún sigue enamorada de él… ¿Y si al final Martín se da cuenta de que Lydia le gustaba de verdad? ¿Será tarde para arreglar su error? ¿Qué pasará entre tantos líos amorosos?

viernes, 30 de diciembre de 2011

Capítulo 2. ¿Que qué?

Capítulo 2.
No sabía la hora que era cuando desperté, algo asqueada por las babas de Lucky, el galgo español negro que años atrás sacamos de una perrera en la cual estaban a dos telediarios de acabar con su vida, vi que esa noche se había quedado dormido al lado de mi cama y por ello me estaba lamiendo el dorso de la mano. 


—Buenos días chico—Mientras lo acariciaba, levanté la vista hacia el despertador, un poco confundida y desorientada. 13:13h — Oh, Dios santo… ¡Es casi la hora de comer!


¿Cómo no me había llamado mi madre, o mi padre… o alguien? Bajé corriendo las escaleras, precipitándome en la cocina. En la nevera alcancé a ver un pequeño post-it que decía… Cariño, volveremos sobre las 21h o así, como ya eres mayor puedes hacerte tú misma la comida o pedir pizzas. Besos, mamá y papá. Tras meditarlo medio segundo decidí que pediría pizza para comer. Cogí el teléfono, pero antes de marcar al Domino’s pizza, telefoneé a Martín.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Capítulo 1. Cumpliendo años.

Capítulo 1.
En Málaga, Andalucía. 30 de Junio.

30 de Junio, no era un 30 de Junio normal y corriente, hoy Martín cumplía años, 17 exactamente. Había decidido celebrarlo en la playa, pues el surf era su pasión desde que Lucas, un amigo suyo, se lo descubrió con no más de 10 años. Había quedado segundo en una importante competición hacía no mucho tiempo y por ello sus padres le habían dado total libertad para que celebrase su cumpleaños como más le apeteciese.
A pesar de que era un chico popular gracias a su físico y su personalidad graciosa, decidió invitar sólo a sus amigos más allegados; es decir, a Zacarías, a Lucas, a Ariadna y a mí.

—¡Martín, estoy aquí! —Le grité desde la orilla mientras lo veía coger una ola de tamaño mediano. Me miró desde la lejanía, guiñándome un ojo mientras corría hacia mí.
—¡Hola preciosa! —Dijo mientras me abrazaba, dándome un cálido beso en los labios. No eran muchas las veces en las que nos besábamos, pues no éramos novios, pero a veces, cuando simplemente nos apetecía, nos besábamos. — ¿Y los demás? Pensé que habrían venido contigo
—Ariadna está en camino, creo que viene con Zac, y no sé dónde puede estar Lucas. — Me separé un poco de él para poder quitarme la ropa y quedar en bikini.
—De acuerdo, ¿Te apetecen unas olas mientras esperamos? — Me señaló una tabla de surf tendida sobre la arena, al lado de su toalla.
—¡Claro! — Yo, por supuesto, no era surfista como él, pero de vez en cuando no le hacía ascos a una tarde de olas.

Empecemos por el principio...

Este blog estará dedicado enteramente una historia... historia que iré subiendo poco a poco, espero que os guste, sinceramente.
Os recomiendo que primero paséis por Presentación de los personajes para poder ir conociendo a los mismos.