Sinopsis

Lydia y Martín siempre han sido muy buenos amigos, hasta que Zac, el mejor amigo de Martín, lo convence para que empiece a salir con ella. Algún tiempo más tarde, Zac le dirá que la deje, que no vale la pena. Martín, que siempre ha sido un chico muy maleable, lo hará, por lo que la relación de Lydia y Martín se volverá bastante hostil… por culpa de su ruptura, Lydia se verá obligada a refugiarse en los brazos de Carlos, un amigo del colegio, más tarde ambos acabarán muy enamorados, Lydia de Carlos y Carlos de Ariadna, la mejor amiga de Lydia la cual tuvo un romance con Martín tres años atrás y aún sigue enamorada de él… ¿Y si al final Martín se da cuenta de que Lydia le gustaba de verdad? ¿Será tarde para arreglar su error? ¿Qué pasará entre tantos líos amorosos?

martes, 3 de julio de 2012

Capítulo 25. Miradas incomprendidas.

Capítulo 25.
(Narra Martín)
Esa tarde había quedado con Olga, una amiga del instituto para intentar olvidar un poco de todo y reconducir un poco mis sentimientos hasta otros destinos. Le había causado daño a Lydia y a Ariadna, y estaba bastante claro que ninguna de las dos querría seguir manteniendo ningún tipo de relación conmigo, por lo que era mejor empezar a conocer chicas nuevas.
Olga era una chica guapa, simpática pero no demasiado graciosa... pero de las que conocía, era de las aceptables. Igualmente sólo quería olvidarme un poco de todo y pasar página, quizás ella me ayudaría.

jueves, 14 de junio de 2012

Capítulo 24. Novios.

Capítulo 24.
(Narra Lydia)
Negro. Lo veía todo negro. Podía percibir sonidos del exterior, pero parecía como si mi cerebro hubiese perdido la capacidad de reconocerlos, sonaban como murmullos lejanos. Parecía una multitud, la multitud estaba alarmada.
Lo último que recordaba era estar intentando cantar alguna canción de My chemical romance sin mucho éxito… y luego… nada.Tampoco sabía decir si era o no consciente de mí misma, no sentía dolor, ni placer… directamente no sentía nada… bueno, sí.
Sentía la necesidad de hablar con Álex.

martes, 12 de junio de 2012

Capítulo 23. Una cita accidentada.

Capítulo 23.
(Narra Álex).
Habían pasado semanas desde que lo dejé con Fátima, semanas desde que no había podido contactar con Lydia… y aunque suene raro… la echaba de menos, era tan distinta de su prima, tenía algo que gustaba (o quizás sólo me gustaba a mí), desde el primer día que la conocí me había llamado la atención… y es que cuando estaba con ella, no quería que el tiempo pasase. Pero como en ese momento yo estaba saliendo con Fátima, no era capaz de darme demasiada cuenta… es más, ahora que lo pienso fríamente, quizás Lydia sí tuvo algo que ver en la ruptura de su prima y yo… pero tampoco iba a darle demasiadas vueltas, su prima y yo habíamos cortado hace semanas, y ella y yo éramos amigos, no entendía que no me cogiese el teléfono.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Capítulo 22. Nuevos horizontes.

Capítulo 22.
(Narra Lydia).
Hacía ya tres días que habían dado las vacaciones de navidad y ya me había quedado sin cosas que hacer.
Mi abuela junto con mi madre y mi tía se tiraban el día por ahí o encerradas en la cocina, y yo no salía demasiado debido al frío o porque simplemente no tenía ganas de salir.
Fátima no podía estar mejor aparentemente, se había pasado desde que cortó con Álex poniéndolo como un trapo a cualquier persona que le preguntase el porqué de su ruptura… aunque por las noches la escuchaba gimotear en sueños mientras susurraba su nombre. Y a mí me miraba con hostilidad cada vez que podía, intentando echarme la culpa de que Álex rompiese con ella.

viernes, 4 de mayo de 2012

Capítulo 21. Cerrando capítulos.

Capítulo 21.
(Narra Álex)
Había pensado mucho lo que dijo Zac, pero más en lo que pensaba yo mismo... ¿Qué tenía que hacer? Me daba cosa dejar a Fátima... pero sólo llevábamos dos meses y ya me estaba agobiando como si fuésemos marido y mujer... yo no quería una relación así.
Vibró mi móvil justo cuando noté que estaba a punto de llegar a una conclusión.
—¿Hola?—Pregunté, sin querer había descolgado sin mirar quién era.
¡Hola, Álex! —Oí la voz de Fátima, algo melosa y con un tono cansino.—¿Cómo estás mi amor? Hace ya mucho que no nos vemos, ¿Dónde has estado? ¿Por qué no me has llamado?—Suspiré, intentando recordar por qué salía con ella, aguantando que me preguntase cada detalle de lo que había hecho el tiempo que llevábamos sin vernos (que en realidad era poquísimo...).

sábado, 21 de abril de 2012

Capítulo 20. Siempre quedarán marcas.

Capítulo 20.
(Narra Álex)
Estaba sentado en un banco de un parque, ensimismado con los abuelos que le daban de comer a las palomas, mirando en derredor también, pues la vista era totalmente verde, habían plantado multitud de árboles alrededor.
Estaba tan embobado que casi no noté cuando me llamaron al móvil.
Hola Álex, ¿Qué tal? Acabo de ver tu mensaje. —Tardé un poco en reconocer que era Zac quien hablaba.
—Hey, ¿Qué pasa tío? Oye, ¿Cuánto hace que no nos vemos? Venga, que te invito a tomar unas cañas, vente al bar Quesillos, ¿no?. —Lo animé, tenía ganas de hablar con alguien, y aunque no lo conocía de mucho, éramos amigos.
Claro, venga, que voy para allá.—Me contestó.

domingo, 8 de abril de 2012

Capítulo 19. Una cita con riesgos.

Capítulo 19.
(Narra Ariadna).
No sabía si tenía que llamar a Carlos para quedar con él, o con Martín para aclarar las cosas…
Estaba hecha un lío, quería conocer un poco más a Carlos, pero si lo llamaba era muy probable que Martín se sintiera decepcionado por mi parte… ¡Pero era él quien me usaba y manipulaba a su antojo! Decidí entonces salir con Carlos, al menos una tarde para conocernos mejor, porque sinceramente, aunque era algo macarra, parecía buen chico además, era muy guapo.
Cogí el teléfono, intentando hacer memoria por si había quedado con Martín pero no me acordaba.
Agradecí a mi yo del pasado que no hubiese tirado el número de Carlos cuando éste se lo dio “por si algún día lo necesitaba”. Recuerdo que estuve tentada a rompérselo en sus narices, pero al final me lo quedé, por si acaso.
—Hola, ¿Carlos?—Por raro que pareciese, la voz me salió de lo más relajada.